16/4/09

Cubo de palomitas - eXistenZ


Allegra Geller (Jennifer-Jason Leigh) es una venerada diseñadora de videojuegos de realidad virtual que, en la presentación de su nuevo proyecto, eXistenZ, es atacada por un miembro de una alianza anti-videojueguil ya que, según ellos, la realidad está perdiendo sentido por culpa de este tipo de juegos. Ted Pikul (Jude Law), al que se le encargó ser el guardaespaldas de Allegra, la saca del recinto y se ocupa de llevarla a un lugar seguro. Poco después de ello, Pikul será introducido en el nuevo mundo virtual diseñado por Allegra para asegurarse de que la copia original no ha sido destruida, por lo que descubrirá un nuevo mundo desconocido para él, aunque increiblemente parecido a la realidad a la que está acostumbrado.

David Cronenberg, el director que se dio a conocer en el 81 con Scanners, se hizo sonar en el 83 con Videodrome y se consagró en el 86 con La Mosca, ha ido ganándose un hueco entre la escasa cantidad de directores insanos y poco comerciales, que son difíciles de gustar al gran público. Esta película se encuentra a medio camino entre lo que fue El Almuerzo Desnudo: protagonista experimenta con algo que conoce pero que tiene miedo a probar por primera vez y posteriormente se encuentra enmedio de un mundo nuevo y desconocido para él que le irá absorbiendo poco a poco; y lo que fue Una Historia de Violencia: las falsas identidades de los personajes, nadie es quien parece ser.


Al principio la película se presenta de forma interesante aunque algo confusa, lo que te obliga a estar prestando atención para evitar confusiones, ya que la información se va filtrando, aunque los momentos de confusión se van recuperando a lo largo de determinados momentos de la película. Cabe destacar el buen pulso de Cronenberg para mantener el ritmo, sobretodo durante la primera hora de película, y su buena forma de manejar a los actores; Jude Law cumple con su papel sin problemas aunque sin ser nada excepcional (para eso está Gattaca) y Jennifer-Jason Leigh también cumple con la labor. También tenemos la aparición del veteranísimo Ian Holm, que simplemente cumple, y a Willem Dafoe, que a pesar de tener un papel muy breve, es bastante destacable.

Como aspecto más positivo y destacable están los efectos especiales, en su mayoría hechos de forma tradicional (animatronics, maquetas, maquillaje, etc.) combinados en algunos momentos escasos con animación 3D. Cuenta con buenos diseños de los elementos animatrónicos (el bio-puerto, la pistola de huesos y el bio-módulo lo mejor de todo), como era de esperar en una peli de Cronenberg (véase El Almuerzo Desnudo otra vez).

Como puntos negativos nos encontramos de nuevo con el tema de la música, muy escasa y a la vez poco destacable y, como ya he mencionado anteriormente, lo confuso de su argumento, al igual que su final, donde se da demasiada información de golpe, aunque luego se te otorgan un par de minutos para procesarla, quedándonos con un "Sí pero no." muy común en las películas de Cronenberg. En definitiva, una película más apropiada para fans del director, ya que reúne muchos de los elementos de su estilo, pero ni mucho menos la mejor de su filmografía.


Nota: 6

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada