13/12/09

Bolsa de pipas - La Fuga de Logan


Basado en la novela del mismo nombre, cuenta la historia de un futuro distópico en el que la humanidad vive en una única ciudad amurallada, siendo engendrados in vitro y con la única opción de vivir hasta los 30 años, aunque sin apenas envejecer a lo largo de ese tiempo. Cuando una persona llega a los treinta, tiene la posibilidad de asistir a un acontecimiento llamado Carrusel, en el que se le brinda la oportunidad de "renovarse" y vivir más de treinta años. El protagonista de esta historia es Logan (Michael York) un "vigilante" encargado de evitar que los ciudadanos huyan de la ciudad, acabando con su vida si es necesario. Pero todo cambiará para él cuando se le encargue la misión de encontrar el llamado "santuario", el lugar mítico al que intentan ir todos los fugitivos, donde se puede vivir más de treinta años, se tienen padres, etc.

Considerada como una de las películas de ciencia-ficción más populares de los años 70, nos encontramos ante una película que ya cuando se estrenó, parecía antigua. Y es que lo que menos me ha gustado de la película (algo que puramente va por gustos) ha sido su diseño artístico, el vestuario parece sacado de una obra de teatro de Peter Pan, todos visten con leotardos y togas de pecho descubierto y colores vivos (salvo los vigilantes), las paredes de los edificios están llenas de colores vivos, los peinados son absolutamente setenteros,... Vamos, un apartado visual que o te gusta por lo retro que es, o lo odias por lo retro que es, sobretodo en algunas escenas, por ejemplo cuando aparece el único robot del film, increíblemente cutre y brillante, que no puedes evitar que te entre la risa floja. Aunque sí que tiene alguna que otra cosa positiva, como son algunas localizaciones, bastante bien recreadas.

Otro problema que tiene esta película al principio, es su primer cuarto de hora, en el que es bastante complicado enterarse de qué están hablando, ya que los personajes hablan entre sí con una jerga difícil de intuir y dejando las cosas poco claras, aunque poco a poco se nos va dando información y la historia se va comprendiendo más fácilmente. Aun así, la trama de la película se desarrolla con cierta lentitud, no sabiendo en ciertos momentos cuándo va a terminar. De todas formas, un aspecto positivo del guión es el tratamiento de personajes, un protagonista desarrollado de forma decente, aunque en algunas ocasiones pueda pecar de ser algo plano, como el caso del villano de la película. La historia de amor entre los protagonistas, afortunadamente no se desarrolla de golpe y llega a ser convincente sin problemas.

A nivel interpretativo, Michael York, el protagonista, la mejorando poco a poco su actuación a lo largo del film, aunque goce de algunos momentos de sobreactuación, aunque no demasiado excesiva. Jenny Agutter, la chica de la película, hace un buen papel y está convincente en su actuación. Como detalle, mencionar la aparición de Farrah Fawcett en el film (fallecida este año), aunque su personaje es excesivamente breve, está aprovechada y no es un personaje florero. Jerry Goldsmith es el que se ocupa de la banda sonora, y en general goza de buenas partituras, con un toque totalmente futurista, aunque en ciertos momentos sea algo inoportuna. Vamos, una película que no llega a ser la gran cosa ni mucho menos, pero que será recordada por ese estilo visual tan setentero.


Nota: 5'5

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada