7/9/10

Cubo de palomitas - El aprendiz de brujo


Hace cientos de años, el legendario mago Merlín (James A. Stephens) fue asesinado por Morgana (Alice Krige) con el objetivo de poder así resucitar a los brujos muertos más malvados y poderosos de la historia y poder dominar el mundo. Morgana y su más ferviente servidor, Horvath (Alfred Molina), fueron apresados por Balthazar Blake (Nicolas Cage), el alumno más poderoso de Merlín, quien aun en la actualidad viaja por todo el mundo en busca del primer merliniano, el único capaz de controlar los poderes del anillo de Merlín, heredar sus poderes y destruir a Morgana para siempre.

Básicamente os acabo de resumir el prólogo que cuenta esta película, aunque prácticamente en este film está contado con la misma brevedad que aquí, dando mucha sensación de prisa en esos primeros minutos, apoyándose en una voz en off para acelerar aun más los acontecimientos, lo que puede desconcertar un poco al principio. Lo que nos encontramos más tarde está más familiarizado con el clásico género de aventuras para los chavales. Un joven llamado Dave (Jay Baruchel) se reencuentra diez años después con Balthazar después de que este le entregase el anillo, sin saber Dave qué demonios hacer con él. A partir de ahí, la película coge un ritmo más regular y relajado, aunque sin estancarse, con una buena variedad de escenas de acción muy conseguidas y divertidas. Aunque la historia es bastante simple y los personajes están ya bastante vistos, la película tiene la virtud de saber qué puede ofrecer y qué no, por lo que no pretende ser nada especial y se limita básicamente a dar un buen espectáculo y entretener, cosa que consigue satisfactoriamente.


La calidad visual del film es bastante notable, aunque la película está bienc cargada de efectos especiales, no llegan a sobrecargar del film, porque de eso se trata, de llenar la pantalla de magia y trucos bastante espectaculares, como ese águila de acero, los rayos de plasma, etc. Aunque los que tratan de recrear algo más complejo (como el dragón chino) no salen tan bien parados. Las escenas de acción están bastante bien rodadas y sin llegar a ser para nada repetitivas, afortunadamente. Eso sí, la batalla final es totalmente dragonballiana (le da bastantes patadas a la de Dragonball Evolution, sinceramente).

En cuanto al reparto, Jay Baruchel (Nick y Norah: una noche de música y amor) cumple de sobras como protagonista pringado juvenil que tanto se lleva en este tipo de películas, aunque quizás pueda sacar algo de quicio por su exceso de comicidad en algunos momentos. Nicolas Cage está bastante carismático como brujo, siendo realmente histriónico en algunos momentos, lo que hacen que en este caso, su personaje caiga simpático durante gran parte del film, ajustándose más al estilo del film. Teresa Palmer, quien encarna a la chica-florero de la película, no es más que eso, la chica-florero, pero le pone empeño y se toma el papel con ganas, resultando bastante creíble y simpática. Alfred Molina está realmente bien como villano, como ya lo ha demostrado en otras producciones, véase Spider-man 2; va sobrado de carisma y se toma el papel lo bastante en serio como para no perder credibilidad. Monica Bellucci sale poco pero para tener 45 tacos es toda una delicia verla en pantalla.

Como más que añadir de esta cinta de aventuras, divertida y sincera, ya que da lo que promete. Atentos a la escena-homenaje a la secuencia de las escobas de Fantasía, la historia en la que se basa esta película.


Nota: 6

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada