30/10/11

Cubo de palomitas - Mientras duermes


César (Luis Tosar) es el portero de un edificio de Barcelona que en su vida se ha sentido capaz de ser feliz. Es por ello que se dedica a amargar las vidas ajenas, ya que parece que eso es lo único que lo satisface. Su actual objetivo es Clara (Marta Etura), con la que está convencido de que conseguirá borrarle la sonrisa de la cara.

Una de esas películas que esperas con cierta impaciencia y que tiene muchas papeletas para salir victoriosa. La primera de ellas es Luis Tosar, quien después de triunfar con Celda 211 (aunque suele estar estupendo en la mayoría de papeles), nos brinda aquí una sólida actuación, dada también por lo bien planteado y carismático que es su personaje, un villano en toda regla, con un elemento clave de realidad imprescindible para que el espectador se lo crea. Pero no es solo por él por el que vale la pena ir a ver la película. Marta Etura está a un gran nivel también, aunque su personaje no es tan brillante como el de Tosar, sí que está muy creíble y consigue que en muchos momentos empaticemos con ella, por lo que no es el típico personaje odioso, aunque una parte de nosotros desea que César cumpla con su cometido.


En cuanto a concesiones del género y demás, nos encontramos ante un thriller bastante clásico, que ahonda mucho en el personaje protagonista, donde más que abundar los momentos de susto, destacan más las escenas de suspense, con César escondido debajo de la cama, o cuando debe salir del piso de Clara sin que ésta y su novio le pillen (la mejor de todas). Quizás llegue a excederse un poco en cuanto a la música, que inunda gran parte del metraje y que en ocasiones llega a molestar. Algo similar pasa con la actuación de Iris Almeida, quien interpreta a Úrsula, la niña que se dedica a hacerle chantage a César. El clásico crío de diez años que se comporta como un adulto y llega a ser casi más peligroso que el protagonista, solo que aquí Iris no llega a dar suficientemente la talla, quizá porque sus diálogos son demasiado adultos para una niña, por muy mayor para su edad que sea.

Con esta película, Jaume Balagueró consigue consolidarse como un buen referente del cine de género en nuestro país (aunque ni Darkness ni Frágiles me entusiasmaron mucho), primero con Rec y Rec 2 y ahora con Mientras Duermes. Está claro que ha tenido mucha suerte al toparse con el guión de Alberto Marini (quien también escribió la novela simultáneamente con la película), que goza de momentos de mucha lucidez (como cuando César se despide de la vecina o el mismo giro final de la película) y escenas francamente inquietantes, muchas de ellas relacionadas con la casa de clara o cuando César es acosado por la policía. Balagueró consigue mantener la película con muy buen pulso para que su desarrollo sea interesante y que el personaje no decaiga, ni su historia tampoco. Siendo breves, una muy buena película que ver en cines estos días, con una narrativa y personajes de calidad.


Nota: 8

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada