14/3/10

Coming Soon - Legión


A comienzos del siglo XXI, el ángel Miguel (Paul Bettany) se niega a seguir las órdenes de Dios, el cual ha decidido enviar a su séquito de ángeles a terminar con la raza humana tras haber perdido la esperanza con ella. La única oportunidad que tiene la raza humana de salvarse reside en un grupo de supervivientes, entre los cuales se encuentra un niño, aun sin haber nacido, que resulta ser la única esperanza.

Tras una premisa realmente prometedora, nos encontramos ante un film de pura serie B que, a pesar de comenzar realmente bien, más de la mitad de su metraje va cuesta abajo, tras finalmente conseguir levantar el vuelo un poco más, por ser en algunos momento un quiero y no puedo. Tras la presentación de un grupo variopinto de personajes, de los cuales los más atractivos son los secundarios, como suele ocurrir, quizá demasiado a menudo, en este tipo de producciones de acción. La cinta comienza a ir cuesta abajo cuando pasa demasiado tiempo intentado profundizar en los personajes principales, cosa que no interesa demasiado al espectador, en lugar de darle más peso y contar más sobre Miguel, el personaje más atractivo de la película, básicamente porque es un ángel que ha traicionado al mismísimo Dios, y que además Paul Bettany le pone muy pocas ganas a la hora de encarnarlo, cuando el actor vale de sobras. También se echa en falta un mayor número de escenas de acción, que cerca del final del film regresan para entretenernos dignamente, pero que crear un vacío durante una parte crucial del metraje.


En cuanto al resto del reparto, los más destacables son Tyrese Gibson (Transformers: La Venganza de los Caídos) y Charles S. Dutton (Mimic), el primero de ellos interpretando a un ex-delincuente, y el segundo al típico negro que se convierte en el personaje más molón de la película en el momento en el que le lanza una sartén a una vieja en toda la cabeza. Por otra parte, es una lástima ver a Dennis Quaid (Pandorum) un poco desperdiciado por encarnar a un personaje tan normalucho, aunque Kate Walsh (Anatomía de Grey) y Adrianne Palicki (Sobrenatural) están bastante correctas en sus respectivos papeles, sobretodo la primera de ellas. El resto del reparto, nada destacable.

En cuanto a las escenas de acción, que son la razón principal de que haya visto esta película, están realmente bien aprovechadas al final de la película, cuando se produce la batalla final entre Miguel y Gabriel, aunque su resolución final no me convenza para nada, es bastante espectacular, aunque poco iluminada, cosa que siempre me jode, pero tampoco es algo de lo que alarmarse. Le sigue de cerca el tiroteo contra la vieja poseída, que aunque la pobre mujer cante a digital que echa para atrás, se resuelve bastante bien y funciona, aunque a lo largo de la película, ésta suele tambalearse entre buenos y efectivos efectos especiales y otros descuidados y cantosos, que vale que sea una producción de bajo presupuesto, pero hay que echarle un poco de mimo al asunto creo yo. Y para terminar, su banda sonora, compuesta por John Frizzell (Whiteout), de forma bastante clásica, con instrumentos típicos de estas producciones medio épicas y con cierto aire operístico, aunque el tema musical del final del film es bastante destacable, siendo finalmente una música que funciona bien por sí sola.

"¿¡Pero esto qué eeeeees!?"

En resumen, tampoco es como para huir de ella, pero no vale la pena ir a ver en los cines, echadle un vistazo un fin de semana en casa, tranquilitos, y sin pretensión alguna.

Nota: 4

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada