21/11/09

Game Reviews - Red Faction: Guerrilla


Tras algo de tiempo habiéndome echado unas partidas y sin haber analizado nada, vamos con un juego que probé hace relativamente poco y que, aunque haya salido sin hacer mucho ruido, vale la pena hablar de él.

En un futuro lejano, el ser humano se ha dedicado a explorar otros planetas y el primero en ser colonizado ha sido Marte. Con el paso del tiempo se ha conseguido que el Planeta Rojo tuviese una atmósfera soportable para el ser humano y un aire respirable, pero la compañía encargada de ello, la EDF, está sobreexplotando a los civiles que trabajan en sus excavaciones y algunos de esos obreros han formado la llamada Red Faction, un grupo armado que se dedica a causar estragos en los cuarteles generales de la EDF. Tú eres Alec Mason, un joven terrestre que ha ido a Marte para reunirse con su hermano y encontrar un trabajo como minero, pero cuando su hermano es asesinado por la EDF, Alec decide vengar uníendose a la Red Faction y así poco a poco convertirse en un auténtico líder de la revolución.

Tercera parte de la saga Red Faction, ésta ha sufrido bastantes cambios en cuanto a género, estilo de juego y estilo visual. Ahora nos encontramos ante un sandbox con toques RPG y TPS. En su apartado gráfico, goza de un motor gráfico bastante bueno aunque nada sobresaliente, pero está claro que lo más destacable de éste es su motor de físicas, ya que aunque gran parte del juego se ambienta en exteriores, tendremos la oportunidad (y el deber) de poder destruir cualquier edificio o vehículo con el que nos encontremos, destruyendo sus pilares principales para ahorrar munición y tiempo, o simplemente yendo a saco. Para ello contaremos con un amplio arsenal, como puede ser un simple martillo (muy útil en el cuerpo a cuerpo), rifles de asalto de munición corriente o láser, escopetas, pistolas, lanzacohetes, minas, y alguna que otra arma alienígena de alto poder destructivo, es por ello que cada jugador encontrará la manera más efectiva de destruir su objetivo de la forma que le resulte más cómoda. También es de agradecer que tras la cantidad de acciones que se producen en pantalla debido a ésto, no haya casi ninguna ralentización durante el juego, aunque tampoco nos encontraremos con excesivos elementos en pantalla, aunque la variedad de enemigos civiles y enemigos es escasa. Otro punto a favor es la IA de los enemigos, se cubren, te flanquean, te atacan desde lejos, etc. por lo que a veces lo llegaremos a pasar bastante mal en algunos momentos del juego.

A nivel de jugabilidad, el juego se puede llegar a terminar en unas 12 o 15 horas, pero debido a su gran número de misiones secundarias, este tiempo se alarga, además de la posibilidad de explorar grandes zonas de terreno y encontrar objetos ocultos. Podremos realizar desde misiones de carrera, persecución, rescate de rehenes, proteger bases, etc. todas ellas con cierto componente destructivo. Tendremos la oportunidad de realizar estas misiones no sólo para poder avanzar en la historia sino para subir el nivel de admiración de los ciudadanos de cada zona, lo que nos permitirá que durante los asaltos que realicemos a las bases enemigas, varios miembros de la Red Faction se unan a nuestra causa y nos ayuden. Es destacable también la cierta variedad de vehículos que podemos encontrar a lo largo del juego, aunque todos son vehículos de tierra (es imposible que haya vehículos de mar). Aparte de ello también podremos pilotar mechas en algunas misiones, de los que hay varios tipos específicos, algunos saltan, otros disparan, otros planean, etc. y poder manejarlos a todos ellos es una auténtica gozada, aunque sólo tendremos oportunidad de utilizarlos en misiones secundarias. El juego también cuenta, como ya he mencionado anteriormente, con su aspecto RPG, consistente en conseguir puntos (aquí puestos como chatarra) para poder comprar nuevas habilidades y mejoras de armas, que resultarán muy útiles a lo largo del juego (sobretodo el jetpack). La banda sonora del juego es realmente épica en muchos momentos y acompaña muy bien en las fases de acción, y tampoco se encuentra ausente en demasiados momentos.

Por último destacar su divertido modo multijugador online, con varios modos de juego como el clásico capturar la bandera, mathmaking, destruir edificios enemigos o proteger los propios, etc. y contaremos también con mejoras de niveles, por suerte apenas hay lagging en las partidas y suele haber bastantes jugadores, jugando con un máximo de 16 simultáneos en la misma partida. En definitiva, un recomendable juego, muy divertido, rejugable y con amplias posibilidades de juego.


Nota: 8

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada