14/8/09

Sesión doble - Crank: Veneno en la sangre y Crank: Alto Voltaje

Una de las franquicias cinematográficas que ha pasado altamente desapercibida, que actualmente llego a considerar como un auténtico descubrimiento, una muestra absoluta de cómo crear unas películas sin pretensiones, pensadas para que se divierta el espectador (y también los que la han rodado), y con momentos, muy muy raros.

Crank: Veneno en la sangre

Chev Chelios (Jason Statham) es un reputado asesino a sueldo que, debido al incumplimiento de un encargo mandado por sus jefes, otro asesino llamado Carlito (Carlos Sanz) le inyecta una extraña droga de procedencia china que ralentiza su flujo sanguíneo, el cual sólo puede volver a la normalidad momentáneamente si recibe una dosis medianamente fuerte de adrenalina si no quiere morir en pocos minutos. De esta manera, Chelios deberá encontrar a Carlito para conseguir un antídoto, teniendo que buscar diferentes maneras de incrementar su nivel de adrenalina como pueda.

Aunque el guión de esta película no brilla por su complejidad, si que consigue ser un no parar constante, estando la vida del protagonista en costante peligro. También el argumento ayuda a que muchas de las escenas de acción del film (que son una auténtica fantasmada tras otra) estén medianamente justificadas, además de que a cada momento la película llega a desconcertar más y más. Quizás algunos puedan marcar el montaje de esta película como algo negativo, ya que es totalmente videoclipero, pero la verdad es que ayuda a que la película tenga identidad propia, a pesar de que haya muchos efectismos innecesarios. Es por la gran cantidad de rarezas que posee este film que puede sorprender y extrañar a partes iguales, convirtiéndola en una de esas películas que, o las amas, o las odias.


En cuanto a los demás aspectos del film, en el caso de las actuaciones, Jason Statham no realiza el papel de su vida, ya que el personaje es como muchos de los que ya ha interpretado, solo que este está muy pasado de vueltas, por lo que llega a desprender más carisma del habitual; aquí Amy Smart, la que interpreta a la novia del protagonista, desgraciadamente no hace un papel más importante que el de ser la típica chica florero, una lástima. Aquí el villano del film no se llega a lucir lo suficiente, es poco carismático, ya que Chelios aprovecha cualquier momento para burlarse de él, lo que da puntos al protagonista y quita puntos al villano. La banda sonora de la película, aquí consigue no pasar desapercibida, ya que cuenta con un tema principal bastante característico y algunas canciones que juegan a desentonar con el conjunto de la escena, cosa que a veces funciona y a veces no.

Por todo ello, es muy difícil hablar de esta película de forma objetiva, al ser un film que puede hacerse insoportable para el espectador, o una película cojonuda para otro (yo soy de esos), sobretodo si se busca una película sin grandes pretensiones, con escenas impactantes y situaciones totalmente surrealistas.

Nota: 8

Crank: Alto Voltaje

Después de que Chelios finalmente consiguiera el antídoto para el virus que le injertaron, es capturado por la mafia china. Tras pasar 3 meses en coma la mafia le extirpa el corazón y éste es sustituido por otro artificial. Chelios consigue escapar, pero en seguida descubrirá que no puede vivir mucho tiempo con ese corazón artificial, ya que sólo está pensado para durar apenas unas horas. Es por ello que Chev deberá ir recargando su corazón con electricidad y encontrar a Johnny Vang (Art Hsu), el miembro de la mafia que posee su corazón.

Esta es una secuela directa del primer film, ya que retoma la historia inmediatamente después de lo ocurrido en la primera parte. De esta forma, se recuperan personajes de la primera parte y también, claro está se incluyen otros nuevos, es por ello que recomiendo tener constancia de la primera parte. Esta secuela mantiene las virtudes que poseía la primera parte (ritmo trepidante, argumento totalmente inverosímil y situaciones delirantes), pero desgraciadamente no cuenta con el efecto sorpresa que tenía el planteamiento de la primera parte, por lo que aquí, como en todas las secuelas, se intentan crear situaciones aún más exageradas e inverosímiles. El personaje de Chelios sigue siendo igual de carismático que en la primera película, y afortunadamente su novia Eve (Amy Smart), mejora en esta segunda parte, ya que es un personaje algo más independiente y adquiere más personalidad. En el caso de los villanos seguimos con el problema de la primera parte, pero aquí no se acentua tanto.


Otro de los puntos positivos del film, que sólo funciona como detalle pero que le da puntos, son los cameos, como es el caso de algunos/as pornostars estadounidenses que aparecen ahí por una supuesta huelga de actores porno, que no viene a cuento en el film, pero para el caso llega a ser bastante gracioso. Como es igual el cameo del recientemente fallecido David Carradine, que más que un cameo es un papel pequeño, ya que interpreta al patriarca del clan mafioso, principal responsable de que Chelios haya perdido su corazón.

En definitiva, una secuela muy digna, igual de divertida que la primera (y que cuenta con más giros que no arruinan la película, para qué negarlo), aunque el simple hecho de ser una secuela le hace perder frescura.

Nota: 7

1 comentario:

  1. me encanta esta puta peli!!!!!
    buena critica!!

    ResponderEliminar