29/4/11

Cubo de palomitas - Código Fuente


Colter Stevens (Jake Gyllenhaal) se despierta en un vagón de tren bajo una nueva identidad. No recuerda nada y la chica que está sentada frente a él, Christina (Michelle Monaghan), lo trata como si lo conociese de toda la vida. Pocos minutos después, el tren explota. Colter aparece justo después en una especie de cabina de helicóptero y en una pantalla aparece la agente Goodwin (Vera Farmiga), quien acaba poniéndole al corriente sobre su situación. Colter ha sido elegido para participar en un experimento que consiste en implantar su mente en los recuerdos de un fallecido en un ataque terrorista en un tren hace pocas horas, de forma que Colter puede meterse en esa mente, interactuar con las personas del tren y demás, durante apenas ocho minutos. Colter no podrá volver a casa a menos que descubra dónde estaba la bomba y quién fue el responsable.

Segunda película de Duncan Jones (Moon), quien consiguió hacerse un hueco en la industria cinematográfica hace dos años. Esta historia puede resultar muy familiar en muchas situaciones, ya que repite ciertos esquemas de las películas sobre bucles temporales, como Atrapado en el tiempo, aunque aprovecha estos recursos para crear un thriller bastante sólido y sorprendente. En todo momento estamos en la posición de Colter, por lo que en casi ningún momento sabremos más que él, la información se irá administrando cada cierto tiempo, creando muchas situaciones de incertidumbre, y es así como el protagonista se llega a sentir durante gran parte del tiempo. No faltan tampoco ciertos apuntes cómicos por parte del protagonista que, tras haber tenido que repetir la misma situación varias veces, se lo toma todo con mucha tranquilidad y se anticipa a la situación. Encontramos también una trama amorosa del protagonista con Christina, la chica de la película, de quien se acaba quedando colgado (aunque de una forma no tan convincente como podría estarlo). Al querer abarcar muchas situaciones y más de una trama secundaria, la película llega a quedarse algo coja en su conjunto por culpa de eso, pero no se resiente en exceso.


Jake Gyllenhaal sabe llevar el peso de la película sobre sus hombros, como ya ha demostrado más de una vez, salvo que aquí su acting llega a escapársele en ciertos momentos, sobretodo cuando debe dejar salir su vena cómica, que en ocasiones se le llega a ir de las manos. Los que mejor llegan a funcionar en todo el film son Vera Farmiga y Jeffrey Wright (el jefe de la operación e inventor del Código Fuente), quienes resultan lo suficientemente creíbles, en especial Farmiga, con quien se acaba logrando empatizar con el tiempo de forma bastante natural.

Resumiendo, un buen thriller de ciencia-ficción con bastantes virtudes, sobretodo de guión, aunque con un final que crea mucha diferencia de opinión (a mí me funcionó). Efectos especiales muy bien resueltos, sin llegar a abusar en exceso de ellos y que ayudar bastante a entrar en la película.

Nota: 7'5

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada