3/8/11

Cubo de palomitas - Green Lantern


Tras muchos meses de intensa espera con una de las pelis de superhéroes que más ganas tenía de ver este año, sobretodo después de haber leído las colecciones de Renacimiento, Secret Origin y Siniestro Corps escritas por Geoff Johns, el guionista revelación de DC (escritor que recomiendo encarecidamente a todo aquel interesado en los comics), y haber leído un buen puñado de críticas que dejaban la película por los suelos, he de decir que (muchos me crucificarán por esto) NO ESTÁ NADA MAL. Exacto, es una entretenida película de superhéroes con sus defectos (bastantes), pero no resulta excesivamente bochornosa, y funciona bastante bien, a pesar de desaprovechar algunas oportunidades que la podrían haber hecho grande.

Hal Jordan (Ryan Reynolds) es un piloto que perdió a su padre en un accidente aéreo, y desde entonces siempre ha intentado ser como él, emulando también cierta vena suicida y de riesgo extremo, sobretodo cuando vuela. Un buen día, descubre que un alienígena llamado Abin Sur (Temuera Robinson) le ha elegido a él para reemplazarlo como Green Lantern, una especie de policía espacial dotado de extraordinarios poderes gracias a un anillo que condensa dentro de él el poder de la voluntad, con el cual un Green Lantern puede crear de la nada todo aquello que pueda imaginar. De esta forma, Hal pasará a formar parte de los Green Lantern Corps, quienes próximamente serán atacados por Parallax, una fuerza extraterrestre formada de energía amarilla que representa el miedo, el único punto débil de los Green Lanterns, ya que ellos se distinguen por no tener miedo.

A grandes rasgos este es el resumen de la premisa de la película, aunque hay un par de cosas más: la relación amor-odio con Carol Ferris (Blake Lively); la aparición del científico Hector Hammond (Peter Sarsgaard), quien tras entrar en contacto con el cadáver de Abin Sur, desarrolla ciertos poderes mentales como telepatía o telekinesis. Lo cierto es que el universo Green Lantern es muy vasto en los comics, y aunque aquí se ha representado con cierta fidelidad (sobretodo lo relacionado con Oa, el planeta de los Green Lantern), en una hora y cuarenta minutos no hay tiempo suficiente para explicar todo su universo (como que cada Green Lantern sólo puede intervenir en su propio sector, salvo cuando los Guardianes ordenan lo contrario). Aunque en la película abundan los gags algo infantiles, lo cierto es que no suelen dar todos la suficiente vergüenza ajena como para pasarlo mal durante toda la película, aunque a veces llega a cortar el rollo el comportamiento infantil de los personajes en ciertas ocasiones (creo que el "mola" lo usan más de cuatro veces a lo largo del film), les habría hecho falta una personalidad más adulta.


Aquí la historia de amor entre Carol y Hal está mejor aprovechada que en otros films de superhéroes (como por ejemplo en Thor), ya que ambos comparten una historia anterior (se conocen desde críos) y la escena del balcón da bastante juego, y recuerda mucho a la película de Superman del 78; aunque por desgracia Blake Lively no da la talla como personaje femenino, su interpretación es bastante floja y el personaje no da tampoco mucho de sí en ciertos momentos. El villano Hector Hammond es de lo más atractivo de la película, su maldad tiene explicación, ya que no empieza siendo malo desde un inicio y su tratamiento es bastante atractivo. A la par se encuentra también Sinestro (Mark Strong), aunque deberían haberle dado un tratamiento más ambiguo, se resuelve bastante bien como el pseudo-villano de la película.

El diseño de producción de la película es muy vistoso y destacable, el planeta Oa se ha recreado con éxito, y aunque no es especialmente realista su acabado, está bien tratado y se vuelve reconocible, al igual que el traje de Hal Jordan, compuesto de forma enteramente digital, igual que sus poderes (aunque igual faltaba algo más de variedad en ellos). Fallan en ciertos momentos algunas partes digitales, como esos brazos mecánicos que controla Hector Hammond en la primera pelea contra Hal. Los efectos de maquillaje son sobresalientes, poniendo toda la carne en el asador por lo que respecta a Hammond.

Martin Campbell se resuelve bastante bien dirigiendo el film, con unas secuencias de acción bastante resultonas y espectaculares, aunque quizá le falta algo más de duración al enfrentamiento final con Parallax, sí que se condensa mejor el dramatismo necesario, por lo que aunque la pelea es corta, no resulta insípida. Quizás el mayor problema sea que demasiados guionistas (cuatro) hayan metido mano al producto final, por lo que se aprecia cierta mezcla de estilos y tonos para el film a lo largo de ésta. La banda sonora de James Newton Howard es muy efectiva pero no llega a destacar en exceso.

En definitiva, una agradable película de superhéroes que puede introducir a los que no conozcan mucho al personaje y tengan curiosidad, pero que puede que no convenza mucho a los fans del comic en el que se basa. Pero no está tan mal como la pintan.


Nota: 5'5

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada