22/5/11

Cubo de palomitas - Piratas del Caribe: En Mareas Misteriosas


Cuatro años más tarde de la que aparentaba ser la última parte de la saga de piratas más taquillera de todos los tiempos, nos ha llegado una nueva continuación, pero esta vez con algunos cambios sustanciales: Jack Sparrow es el protagonista absoluto del film, pero no se quedarán atrás algunos secundarios de lujo como Barbossa (y su querido monete), y unos nuevos personajes como Angelica (encarnada por Penélope Cruz) o Barbanegra (Ian McShane), de forma que se han llegado perdido los principales protagonistas de las anteriores: Will Turner y Elizabeth Swan, interpretados por Orlando Bloom y Keirna Knightley respectivamente; aunque esta vez no se les ha llegado a echar en falta. En este film Sparrow va en busca de la Fuente de la Juventud, pero se meterá en un viaje realmente peligroso, ya que no es el único que la está buscando, corsarios ingleses encabezados por Barbossa buscan ese tesoro por orden del rey de Inglaterra, quien está siguiendo la pista de la flota española, quien también quiere encontrar ese lugar.

En primer lugar, decir que este film no aporta nada especialmente nuevo a la trilogía original (donde la primera le da cien patadas a las dos posteriores, siendo la tercera la peor con diferencia), pero es un buen aliciente para los aficionados a la saga y para quien tenga ganas de ver a Johnny Depp acaparar todo el protagonismo, ya que aquí han conseguido que no sature y que siempre resulte divertido verle hacer de las suyas. Pero sigue teniendo el mismo problema que tenían las dos anteriores y que últimamente tienen casi todos los blockbusters veraniegos: dura demasiado. Y es que señores, este film dura dos horas y media cuando fácilmente se le podrían haber quitado veinte minutos. El film empieza siendo muy interesante y con una tónica muy similar a la original, pero luego va perdiendo fuelle, ya que no ocurre nada que haga avanzar la trama de forma sustancial, hasta la media hora final, donde consigue remontar el vuelo, pero llega un momento en el que puede ser demasiado tarde (aunque el combate final entre Barbossa y Barbanegra vale bastante la pena). Y es que parece que no quieren darse cuenta de que lo bueno si breve dos veces bueno, y en este caso siendo largo les queda regular.


En cuanto a los nuevos personajes, Penélope Cruz cumple bastante bien como protagonista femenina, pero se nota que su personaj está ocupando el vacío existencial que ha generado Jack a la hora de ser la figura protagonista, necesita un secundario a la altura con el que medir las fuerzas, y en este caso no llega a ser suficiente. Ian McShane es un buen villano, que no consigue ser realmente carismático como Barbossa o Davy Jones (básicamente porque estos dos tienen unos poderes más chulos que él), pero consigue imponer bastante, sobretodo cuando blande ese cacho de sable y empieza a hacer virguerías con el barco (¡El puto barco tiene lanzallamas! ¡LANZALLAMAAAAAAS!). Los otros dos personajes que se encargan de dar el punto romántico a la película que son Philip y Sirenia llegan a ser poco interesantes y bastante prescindibles según va avanzando la película. Está bastante claro que este film con menos personajes habría ganado muchos puntos.

En cuanto a su aspecto visual la película cumple con creces, un diseño de producción de alto nivel, una fotografía sobresaliente (aunque las secuencias nocturnas llegan a fallar un poco) y los efectos digitales son dignos de mención, aunque muchos elementos del film tienen añadido digital, no llega a resultar cantoso. A destacar especialmente las secuencias de batallas navales (que solo hay un par, pero valen la pena). Otro elemento muy a tener en cuenta es su banda sonora, repitiendo una vez más Hans Zimmer, que consigue de nuevo explotar al máximo el tema original y otorga mucha épica a las escenas que lo necesitan.

En resumen, una película bastante prescindible, sólo recomendable para incondicionales de la saga y de Johnny Depp.


Nota: 4

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada