12/10/10

Bolsa de pipas - La vida privada de Sherlock Holmes


50 años después de la muerte de Watson (Colin Blakely) , se descubre un cofre suyo esconde unos manuscritos donde se cuenta algunos de los casos que Sherlock Holmes (Robert Stephens) resolvió y que nunca llegaron a la luz. El primero de ellos relacionado con una famosa bailarina rusa de ballet, y el segundo con la desaparición de un científico y el monstruo del lago Ness.

Del absolutamente brillante director Billy Wilder, nos trajo otra película mas a la ya muy extendida carrera fílmica del personaje de Sherlock Holmes, en este caso en clave cómica (aunque tampoco mucho). De nuevo una película entretenida alejada de las ya habituales de este personaje, aquí no hay nemesis de Sherlock (Ni Moriarti ni ninguno parecido) tan solo 2 casos que supuestamente no llegaron a la luz porque podrían comprometer la fachada creada en los relatos de Watt. Mientras que el primer caso es algo anecdotico y no influye para nada en el resto de la película (cosa que me ha sorprendido) el segundo es ya mas complejo y mucho mas atractivo. El guion es fantástico, tanto la historia que cuenta (en la que no puedes evitar picarte y querer saber como acaba) como en los diálogos, con un Sherlock muy mordaz e irónico y un Watson crédulo y cascarrabias. En lo que se refiere al reparto, Robert Stephens esta sublime como Sherlock otorgándole personalidad propia y mostrándose frió e implacable, el cual junto a Geneviéve Page dan una enorme química en pantalla, por otro lado Colin Blakely como Watson lo veo correcto sin llegar a sorprender. El único punto negativo (si se le puede llamar así) es que quizás desconcierte el primer caso puesto que no afecta para nada al resto de la trama pero sin duda es de los mas divertidos y tampoco molesta.



En conclusión, una gran película del maestro Billy Wilder que ha envejecido bastante bien, y que da unas fantásticas 2 horas de puro entretenimiento.

NOTA: 7'5

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada