24/5/10

Cubo de palomitas - El hombre lobo


Lawrence Talbot (Benicio del Toro) es un reputado actor de teatro de Londres que, debido a la muerte de su hermano, debe volver a su pueblo natal para reencontrarse con su padre y descubrir qué mató a su hermano. Tras luchar contra el responsable de la muerte de su hermano, un hombre lobo, es mordido por éste y por ende, maldito.

Una de las películas que con más ansia esperaba y que no pude ir a ver al cine, ha sido examinada por mis ojos y ya tengo un veredicto. Tras conocer la cantidad de dificultades y retrasos que sufrió esta película en su día (que tenía previsto estrenarse en 2008), cambios en el montaje final, etc. el resultado final no ha sido todo lo satisfactorio que podría haber sido, pero no es ni mucho menos una decepción total. Me declaro fan de la película original en la que se basa, aquella protagonizada por Lon Chaney Jr. en 1941, rodada en plena moda del cine de monstruos de la Universal Pictures y que tan buenos resultados dio. El principal problema que tiene este remake, es que intenta ser dos tipos de película al mismo tiempo, y desgraciadamente no lo consigue. Cuando abarca escenas dramáticas y que se vuelcan en la narración y los personajes, nos encontramos ante una clásica película de serie A al más puro estilo Hollywood contemporáneo, pero en los momentos de terror y acción, la película se vuelve totalmente de serie B, con planos de amputaciones, tripas y desmembramientos gore y momentos de susto algo desconcertantes. La mezcla poco cuidada de estas situaciones produce unos cambios de tono que no hacen sino confundir al espectador.


A nivel interpretativo, se podría decir que la que más vale la pena destacar es a Emily Blunt (El diablo viste de Prada), el principal personaje femenino de la película, que aunque su papel está concebido como algo un tanto floreril la chica se desenvuelve bastante bien, además de que va cobrando más presencia a lo largo de la película y lo resuelve satisfactoriamente. Benicio del Toro está correcto como protagonista, pero quizás el problema sea que, aunque su personaje tiene suficiente profundidad e interés, no acabo de ver a Benicio en este papel. Anthony Hopkins hace de Anthony Hopkins, así que no digo nada especial. Y finalmente, Hugo Weaving (V de Vendetta) está también bastante correcto, pero su papel no es lo bastante relevante como para ser un secundario a recordar, ya que está poco aprovechado. En cuanto al casi cameo de Max Von Sydow, éste tiene una aparición más que prescindible, siendo éste el que se encarga de entregar el bastón al protagonista, pero lo podría haber conseguido de otra manera menos basta.

En cuanto a la banda sonora, es Danny Elfman haciendo de sí mismo otra vez, con unas melodían que recuerdan demasiado a las películas de Burton.

Lo más relevante del film es su aspecto visual, el diseño de producción en general de la película es realmente notable, creíble y con una fotografía estupenda, una iluminación apoyada básicamente en luz de noche y velas que funciona perfectamente a crear la atmósfera que la película necesita. En cuanto a los efectos especiales, éstos también funcionan estupendamente, aunque funciona mucho mejor el maquillaje y prótesis utilizada para el hombre lobo es sobresaliente, en cambio los efectos digitales en algunos momentos no convencen demasiado (como algunos animales, los cuales no sé por qué no se utilizaron unos de verdad). Las escenas de acción funcionan más que bien, son emocionantes y dinámicas, con planos bastante espectaculares.


En definitiva, un remake (otro) por debajo de la original y que pone en duda las capacidades de Joe Johnston como director, aunque es un entretenimiento digno para aquellos a los que quieren ver algo de casquería y buenas transformaciones licantrópicas.

Nota: 4

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada