28/1/10

Cubo de palomitas - Up in the air


Ryan Bingham (George Clooney) tiene un trabajo bastante peculiar. Trabaja para compañía que contratan las grandes empresas para que se encarguen de despedir a sus empleados, por lo que Ryan debe desplazarse por todo el país para ocuparse de ello en persona, de forma que está muy acostumbrado a los aeropuertos y hoteles, sintiéndose como en casa. Su vida toma un giro cuando su empresa contrata a Natalie Keener (Anna Kendrick), una joven recién salida de la universidad que pretende cambiar el método de trabajo de la compañía, cosa que no le hace ninguna gracia a Ryan, de la misma manera que en uno de sus viajes conocerá a una ejecutiva llamada Alex (Vera Farmiga), con la que conecta de forma especial.

Dirigida por Jason Reitman, el responsable de Gracias por fumar, de la cual hablé hace bastante poco, y a su vez también guionista de esta película. A Up in the air se la menciona como la hermana menor de la anteriormente mencionada, y la verdad es que algo de razón tienen. Su similitud principal reside en el tratamiento de su personaje protagonista, un tipo peculiar con un trabajo poco corriente, con unos hábitos de vida a contra corriente de los demás, que en un momento clave de su vida ve como sus esquemas acaban transformándose. En este film la vertiente cómica no es tan pronunciada, teniendo una definición que apunta más hacia el drama, y con un aire bastante menos satírico que Gracias por fumar. Aun así, esta película me ha parecido algo menos redonda de lo que esperaba, ya que aunque empieza realmente bien y progresa adecuadamente, en final acaba decayendo ligeramente, con un final inevitablemente desolador (eso no es ni bueno ni malo, depende del gusto de cada uno).


En cuanto a su reparto, a George Clooney se le ve realmente cómodo con su papel, siendo un personaje bastante sutil y que se comporta como una persona que se ve diferente a las demás, aunque no lo es tanto. Vera Farmiga (La Huérfana) está estupenda en el papel de mujer independiente y sutilmente seductora, aunque inevitablemente mantiene cierto parecido con el de Clooney (porque ahí está la gracia de su personaje), consigue mantener la diferencia suficiente para no ser una réplica total. Por último, Anna Kendrick (Crepúsculo) ha tenido la oportunidad ideal para demostrar lo que vale como actriz, chica que ha intentado crecer demasiado rápido pero que al fin y al cabo, a veces es como una niña, totalmente convincente. De agradecer también los cameos de dos tipos tan grandes como J.K. Simmons (Spider-man) y Sam Elliott (Hulk), el último del cual no puedo mencionar demasiado sin soltar algún spoiler, sólo decir que sale con su super bigote que le hace molar haga lo que haga.

Tampoco se puede mencionar gran cosa más respecto a esta película, ya que en cuanto a estilo visual, musical, etc. es muy similar a Gracias por fumar, pero aun así van acorde totalmente con la historia que se está contando, así que no es por falta de ideas por parte de Jason Reitman. En definitiva, una buena película con actuaciones estupendas, me parece a mí que el Sr. Reitman va por buen camino, aunque esperemos que no acabe por repetirse.


Nota: 7

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada