7/10/09

Sitges 09 - Día 2


Bueno, dije que seguiría transmitiendo mis impresiones sobre el Festival de Sitges este año y aquí estamos de nuevo. Tras un tranquilo viaje en tren hasta llegar al festival, me pareció en cierto modo extraño ver que para la película que íbamos a ver, The Hurt Locker, apenas hubiese cola, ya que ha sido muy bien criticada recientemente, sobretodo a lo que respecta a las capacidades de la directora. Finalmente puedo decir que, la película me ha gustado, pero desgraciadamente acaba sabiendo a poco. Empieza estupendamente, con una unidad militar estadounidense intentando desactivar una bomba en pleno Baghdad, desgraciadamente la jugada les sale mal y pocos días después aparece un nuevo jefe en la unidad y que ocupa el mismo cargo que el anterior, con la diferencia de que éste es mucho más temerario e irresponsable, lo que causa discrepancias entre los demás.

Como ya he dicho, la película empieza fuerte, con una buena escena de suspense y acción, y avanza muy bien hasta la mitad del film, cuando el ritmo se vuelve demasiado pausado y te acabas dando cuenta de que, en realidad, la película no va a ninguna parte y te da la sensación de que han gastado toda la artillería al principio. Como aspectos positivos, el protagonista del film (Brian Geraghty) realiza un papel bastante notable, al igual que el resto del reparto, y es curioso ver que hay unos cameos bastante curiosos, ya que en la peli están Ralph Fiennes interpretando a un soldado inglés, Evangeline Lilly como esposa del protagonista (por lo que apenas sale dos minutos), David Morse y Guy Pierce como primer jefe de unidad, lo que hace que te llegues a plantear qué coño hacen estos ahí si apenas salen. Aparte de ello, no sé si sólo es cosa mia pero, me ha dado la sensación de que, al final de la película, se produce cierta apología hacia la guerra, ya que, aparte de que los malos son muy malos, se representa a la guerra como la única forma de sentirte vivo. Al final te dan ganas de alistarte y todo.

Posteriormente la segunda película a ver fue Splice, la nueva película de Vincenzo Natali (Cube), con estreno mundial en este festival. Curiosamente ésta tuvo mayor acogida que la anterior, ya que el propio director y el guionista de la película estaban allí, y claro, eso siempre te garantiza mayor recepción para una película que participa en la Sección Oficial. Al final los responsables salieron a escena y fue bastante curioso oirles leer en catalán, que eso siempre tiene gracia, pero bueno, al grano. La película trata sobre una pareja de científicos: Clive (Adrien Brody) y Elsa (Sarah Polley), que aparte de compañeros de trabajo son pareja, y trabajan en una nueva forma de vida, fruto de varios ADN de distintas especies animales para crear una nueva proteína que sirva para erradicar enfermedades. Al principio estas mutaciones funcionan, pero la empresa para la que trabajan no les permite ir más allá, por lo que ambos deciden investigar por su cuenta y cruzar ese ADN combinado con el de un ser humano. Al principio este híbrido es inofensivo, pero poco a poco empezará a desarrollar instintos depredadores.

Una clásica monster movie, muy del Festival de Sitges, que aunque bastante entretenida y con puntos positivos, la verdad es que llega a cojear en algunos aspectos de ritmo y de la forma de resolver algunas situaciones. Está claro que los efectos especiales, a pesar de ser de presupuesto limitado, están bien aprovechados y le dan un toque bastante curioso a la criatura. Aunque aquí Adrien Brody no haga un papel muy destacable está bastante correcto, quizás estando un poco mejor Sarah Polley, ya que a su vez es un papel más complicado que el de Adrien, y cumple con creces. Quizás no llega a cumplir exactamente como una monster movie, ya que los sustos son escasos, y se ocupan más momentos en mostrar la relación prácticamente paternofilial entre los protagonistas y la criatura, que aveces estropean la atmósfera de la película.

En definitiva, un día en Sitges bastante decente, con dos buenas películas (aunque nada excepcional, ni mucho menos). Con suerte, el domingo llegará un regreso a la infancia, ya que se proyecta Los Cazafantasmas, a ver si me consigo una entrada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada