18/3/10

Bolsa de pipas - Atraco Perfecto


Johnny Clay (Sterling Hayden) acaba de salir de la cárcel y está dispuesto a llevar a cabo su último y más importante golpe, llevarse toda la recaudación de un hipódromo. Pero no lo hará solo, contará con unos colaboradores muy peculiares que le ayudarán a que su plan de robo sea perfecto, aunque nada es tan fácil como parece.

De las primeras películas de Stanley Kubrick a cargo de la dirección y parte del guión, no de las más conocidas en su haber. Nos encontramos ante un film de puro género negro, que se desarrolla a partir de una narración bastante notable en la que se nos muestra una lista de personajes bastante atractivos, diálogos elaborados y situaciones que interesan. El mejor punto de la película es su ritmo, su forma de desarrollar los acontecimientos, siempre con la firme sospecha de que algo saldrá mal. No podría faltar tampoco la clásica femme fatale del film, que en este caso es la esposa de uno de los ladrones, y me atrevería a decir que es el personaje más atractivo de todo el conjunto.

Visualmente, la película funciona especialmente a nivel de cámara, sobretodo con determinados planos secuencias que enriquecen la historia y evitan que sea poco variada, con una fotografía que funciona muy bien para crear la atmósfera requerida. Ayuda también su montaje, ya que la segunda mitad de la película no se presenta linealmente, mostrando el desarrollo del atraco desde momentos y puntos de vista distintos. La banda sonora del film es la clásica del género, dotándose de una presencia importante en los momentos clave de la película.


A nivel interpretativo, diría que los más destacables son Elisha Cook Jr. (La semilla del diablo), como el personaje débil controlado por su esposa, Sterling Hayden (El Padrino) también hace un buen papel como protagonista, aguantando el peso bastante bien, Jay C. Flippen (La conquista del Oeste) aporta buena presencia al reparto como tipo duro. Como curiosidad Kola Kwariani, quien fue luchador profesional ruso en sus días, aquí interpreta el único papel cinematográfico de toda su vida, aunque el tipo mal del todo no está.

En resumen, una buena película de cine negro, que entretiene en gran medida, aunque hay momentos de la trama en los que si uno no está atento, puede llegar a perderse con facilidad, ignorando detalles de utilidad. Goza de bastantes buenos momentos, aunque su ritmo no consiga ser el ideal, y también vale la pena su final, bastante sorprendente.

Nota: 7

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada