2/3/10

Coming Soon - Gentlemen Broncos


Benjamin (Michael Angarano) es un chaval al que le encanta escribir relatos de ciencia-ficción. Un buen día se apunta a un campamento para jóvenes escritores en el cual se le presenta la oportunidad de conocer a su escritor favorito, Chevalier (Jemaine Clement), ya que la editorial en la cual está organiza un concurso en el cual quien quiera puede presentar un relato o novela, y al ganador se le publicarán mil ejemplares de la obra por todo el país. En un momento de crisis creativa de Chevalier, éste copiará la historia que presenta Benjamin y se convertirá en un best-seller.

Nueva película del director y guionista de Napoleon Dynamite y Nacho Libre, Jared Hess. Si habéis visto la primera de ambas, aquí reconoceréis el estilo fácilmente reconocible del director, tanto narrativa como visualmente, estética retro, personajes peculiares y de comportamiento extraño, humor que en muchas ocasiones parece fuera de lugar, originales títulos de crédito, etc. Por lo que si no salisteis muy contentos después de ver Napoleon Dynamite, no os recomiendo en gran parte ver ésta, aunque es bastante más accesible a nivel de guión. Los personajes siguen siendo igual de regulares con secuencias que confunden al espectador, pero la historia se desarrolla de forma más satisfactoria, con más agilidad, y el personaje principal es lo suficientemente atractivo para no odiarlo; con los secundarios no pasa igual, aunque hay algunos majetes como Tabatha (Halley Feiffer), y el mejor de todos, Bronco, gracias a la brutal interpretación de Sam Rockwell (Moon), hay otros bastante desagradables, como Loonie Donaho (Héctor Jiménez), y otros.


En cuanto a interpretaciones, pues van bastante acorde con el atractivo de los personajes, como ya he dicho antes, el mejor de todos es Sam Rockwell, que tiene un carisma brutal, pero igualmente Michael Angarano (El Reino Prohibido) consigue mantener el peso de la película sin problemas, Jemaine Clement realiza un buen papel como villano, con su voz extraña y su comportamiento prepotente. El resto del reparto se maneja bastante bien, por lo que yo diría que es uno de los puntos fuertes de la película.

La banda sonora tira bastante de temas conocidos de la época con la que se vincula a la película visualmente, y he de reconocer que la peli para mí ganó enteros cuando en los créditos sonó Carry on my wayward son, pero bueno. Una buena selección de temas setenteros y ochenteros que funcionan por sí solos.

En resumen, inevitable compararla con Napoleon Dynamite, y a mí personalmente me ha gustado bastante más, aunque sea una película medianamente entretenida, si no entras en el juego, no entras.


Nota: 6

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada