9/11/09

Sesión doble - Los Increíbles y Teen Wolf

En una de esas sesiones de cine extrañas que me pego los fines de semana. Te acabas echando un vistazo a dos buenas películas, con absolutamente nada que ver, pero qué coño, en sesión doble no solemos comentar películas que estén relacionadas.

Los Increíbles

Bob Paar es Mr. Increíble, un superhéroe que ya pasó su época dorada hace varios años, cuando se puso en práctica la ley anti-supers, respecto a la cual los superhéroes deben renunciar a sus trabajos como justicieros si no quieren ser encarcelados, pero a cambio recibirán amnistía y anonimato. Poco después, Bob ya ha formado una familia junto con Elastigirl, y tienen tres hijos con superpoderes. Bob, hastiado de su vida aburrida, ve la oportunidad de reejercer como superhéroe cuando recibe un extraño mensaje que solicita sus servicios para destruir a un robot destructor.

Una de las menos valoradas de la factoría Pixar, que tras haberla revisado hace nada puedo decir que, vale muchísimo la pena. Destaca sobretodo por la forma en la que expone el tema de la familia, la responsabilidad que conlleva y el pensamiento egoísta, y aquello de que la familia unida jamás será vencida. Vamos, lo que tendría que haber sido la peli de Los 4 Fantásticos. Aparte de ello, también está muy conseguida la parodia del género superhéroico, donde se destapan los tópicos de este género y se burla de ellos con eficacia (atentos el momento de por qué los superhéroes no deben llevar capa). También es destacable el carisma de todos sus personajes, sobretodo el de Mr. Increíble, todo un héroe clásico con sus debilidades y un puro sentido de la justicia, Edna "E" Moda, que es un auténtico descojone, Frozono, que evita el papel del típico nigger tocacojones (al menos aquí cae simpático) y sobretodo, el villano de turno, Síndrome, que se nos presenta con una razón de ser totalmente creíble y una mala leche que es de agradecer.


Aparte de ello, la animación como es normal en Pixar es estupenda, ahora aplicada en los superpoderes (elasticidad, campos de fuerza, velocidad, etc.), que casa bastante bien con el estilo de la película. Además, el guión del film se desarrolla con un ritmo que apenas decae, muy divertido, y con unas escenas de acción estupendas, ni muy largas ni muy cortas, pero sobretodo intensas. Destacable sobretodo el final abierto de la película, que llega a dejarte con ganas de más. Y por último valorar el trabajo de Michael Giaccino, el compositor del film (también responsable de la BSO de Up y Star Trek, entre otras) que recrea un estilo de animado jazz que le da cierto toque clásico que pide la película y con un tema principal pegadizo. Lástima que al tono general de la película, de la sensación de que le falta algo que la haga redonda, aunque cuesta estar seguro de qué.

Nota: 8'5

Teen Wolf

Scott Howard (Michael J. Fox) es un joven adolescente que pasa por los típicos problemas de su edad. Juega en el equipo de baloncesto, a pesar de ser espantosamente malo, la chica que le gusta, la más popular del instituto, pasa de él, se muere de ganas de irse del pueblo y tiene que ayudar a su padre en el trabajo. Pero todo cambiará cuando descubra que... ¡ES UN HOMBRE LOBO!

Divertidísima comedia de Rod Daniel (American Pie), que luego hizo algunas mierdas como Beethoven 2 y Solo en casa 4. Y es que la película cuenta con un excelente guión, coescrito por el guionista de comics y series de televisión Jeph Loeb, que básicamente retrata el paso de la adolescencia a la madurez de un adolescente cualquiera. Es por ello que se ocupa de retratar los tópicos del género, pero consigue que te lo pases en grande, debido seguramente en cierta medida por sus personajes. Aunque desgraciadamente el personaje de J. Fox sea algo díficil de identificarse con él, básicamente porque es bastante quejica, luego nos damos cuenta de que va evolucionando y asumiendo las consecuencias de hacerse popular y pasar de sus amigos de siempre, y finalmente redimirse por quién es que por lo que es. Sus personajes secundarios son realmente carismáticos, en especial Stiles (Jerry Levine), un personaje realmente peculiar, ya que se encuentra a medio camino del gilí común del cine adolescente y el alma de las fiestas que tanto mola, una combinación difícil pero que aquí funciona y lo convierte en el mejor personaje de la película. La chica de la película, Boof (Susan Ursitti), cumple como el papel de la amiga que lleva enamorada del protagonista de toda la vida y que sabemos que es la que le conviene a Scott, pero él no se da cuenta.


Como era de esperar, la película cuenta con gags estupendos (casi todos los de Styles y uno que no voy a revelar porque es spoiler) y tiene un ritmo que no flaquea ni aunque quieras. Los efectos especiales, debido a que son bastante sencillos principalmente, funcionan perfectamente y no desentonan con la tónica general de la película. Cómo no, cuenta con una música totalmente ochentera y electrónica (aparte del temazo de Surfin' USA) que tampoco te saca de la película. Y poco más que añadir, básicamente que vale la pena verla, ya que es todo un icono de la comedia ochentera, y también cuenta una secuela, pero tampoco me he molestado en verla porque tengo entendido que es una chorrada. Y para los de mi generación, igual recordáis las reposiciones de la serie de animación que tenía la serie, en la que se inventaron toda una familia y que la verdad es que era un rato entretenida.

Nota: 8

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada