30/6/10

Cubo de palomitas - Minority Report


John Anderton (Tom Cruise) es el mejor agente de Precrimen, la nueva policía del año 2056, la cual se dedica a atrapar futuros criminales (principalmente asesinos), futuros porque Precrimen se dedica a arrestar personas que aun no han cometido ese crimen. Esto se consigue con las visiones de tres personas llamadas precog, las cuales tienen la capacidad de ver los futuros asesinatos que se van a producir. Cuando los precog manifiestan una visión en la cual John se muestra como culpable, éste deberá esconderse de Precrimen y encontrar a quien le ha tendido la trampa.

Segunda película de la trilogía de ciencia-ficción de Steven Spielberg, después de Inteligencia Artificial y antes de La guerra de los mundos. Se basa en un relato original de Philip K. Dick, del mismo nombre. Nos hallamos ante un más que recomendable thriller de acción, donde aunque se nos cuente una historia básica ya muy vista (persona de alta autoridad que es víctima de un complot), se desarrolla a partir de elementos provenientes de la ciencia-ficción que la hacen bastante interesante. Lo mejor de la película, sin duda, es su primera media hora, donde se nos presenta el modus operandi de Precrimen con ese famoso sistema informático que se maneja mediante los gestos de las manos y brazos, la forma de actuar de los prepolicías y la situación personal del protagonista. A partir de ahí la película pierde algo de interés al desarrollarse de manera bastante al uso, pero aun así no pierde gran cosa, con una resolución que aunque no llega a ser sorprendente, es bastante satisfactoria. Algo que perjudica, y mucho a la película, es el clásico humor infantil de Spielberg, que hace que situaciones tensas y muy bien realizadas como la búsqueda de Anderton por parte de las espiarañas pierda fuelle al meter enmedio un gag, por poner un ejemplo.


Visualmente la película es realmente prodigiosa, los efectos digitales se conservan bastante frescos hoy día, el diseño conceptual de vehículos, vestuario y escenarios es algo realmente destacable, y el manejo de la luz creando una gran cantidada de destellos y reflejos en los objetos le da un aspecto limpio y elegante a la estética de la película que casa bastante bien. A destacar sobretodo el peculiar sistema de tráfico de los coches, que se desplazan mediante vías en la carretera, mezclando verticalidad y horizontalidad. En cuanto a la banda sonora, compuesta por John Williams, es bastante notable, aunque no posee excesiva presencia en el film, se presenta como un fuerte apoyo hacia las escenas más dramáticas que podemos encontrar.

A nivel de reparto, Tom Cruise se maneja bastante bien como héroe de acción, como ya nos tiene acostumbrados, aunque en los momentos más dramáticos cuesta llegar a creérselo un poco. A destacar la aparición de Max Von Sydow como mentor del protagonista, aunque su papel no llegue a ser excesivamente carismático, siempre es un placer ver a ese actor en pantalla. El más destacable de todo el reparto es Colin Farrell, aquí haciendo de investigador prepotente dispuesto a cazar el protagonista, es el personaje mejor tratado y más carismático. Samantha Morton, quien interpreta a Agatha en la película, maneja bastante bien el peso que conlleva su papel, ya que es el personaje clave de la película.

En resumidas cuentas, un entretenido y digno film de ciencia-ficción que aunque no es, ni mucho menos, de las mejores películas del Sr. Spielberg, cuenta con escenas bastante memorables y que funcionan realmente bien en el conjunto de la película, como la primera persecución de los prepolis a Anderton, las espiarañas y el inicio.


Nota: 7

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada