15/5/10

Cubo de palomitas - Robin Hood



Vale, sí, dije que pasaría de ir a ver esta película, pero es que Gentlemen Broncos ya la he visto y Canino me da miedo por lo que le pueda hacer a mi cerebro.

En la Inglaterra del siglo XII, un arquero llamado Robin Longstride (Rusell Crowe) se encuentra al servicio del Rey Ricardo Corazón de León (Danny Huston), quien lleva diez años fuera de su nación saqueando todos los reinos franceses que encuentra a su paso. Cuando el Rey es asesinado, Robin y sus compañeros de armas ven la oportunidad de volver a Inglaterra de manera que no lleguen a ser condenados por traición. Robin y su grupo llegarán a Notthingham haciéndose pasar por caballeros, y allí Robin decidirá ayudar a la gente de Notthingham de la tiranía del nuevo Rey Juan (Oscar Isaac), hermano menor del Rey Ricardo, y a su vez intentará ganarse el corazón de su amada Lady Marian (Cate Blanchett).

Antes de nada, esta película no cuenta la historia de siempre que todos conocemos, sino que se trata de una especie de Robin Hood Begins, viendo el origen del héroe y también de otros personajes que lo acompañan y de su principal enemigo, el rey Juan, y cómo no, el sheriff de Nottingham, aquí interpretado por Matthew Macfayden (Orgullo y Prejuicio), quien aquí apenas aparece (cosa que me descolocó, porque yo iba con el chip de que sería un villano más presente). En este caso aparecen otros personajes como Godfrey, interpretado por el incombustible Mark Strong (no es que esté encasillado, es que le gusta hacer de malo). En este caso también se ha optado por ofrecerle un tono más ligero y humorístico a la película, sobretodo en prácticamente todas las escenas donde aparecen los compañeros de Robin, pero ésto hace también que ese cambio de tono afecte a otras escenas y que algunas partes parezca que no se las toman en serio. La estructura general de la historia puede llegar a hacerse algo pesada a mitad de la película, de forma que parece que a la historia le cuesta avanzar un poco.


A nivel de diseño de producción, éste es sobresaliente, aunque viniendo de Ridley Scott la verdad es que eso ya es un mínimo a superar constantemente a cada película. Las escenas de acción son bastante notables, sobretodo el primer asalto al inicio del film y la batalla final, la cual es IDÉNTICA al desembarco a Normandía de Salvar al Soldado Ryan.

En cuanto al equipo artístico, tanto Russel Crowe, como Cate Blanchett, Max Von Sydow y Mark Strong están estupendos, al igual que gran parte del equipo secundario, por lo que no hay que destaque nadie por hacerlo regular, están todos más que cumplidores. En cuanto a la banda sonora, personalmente me ha parecido que en algunos momentos no iba acorde con las escenas mostradas, su composición en general no es excesivamente clásica y eso puede llegar a saltar en según qué secuencias.

En defintiva, una buena película, aunque no os esperéis algo como Gladiator ni como Robin Hood: El Príncipe de los Ladrones (la de Kevin Costner), aquí se cuentan los orígenes del personaje para una posible segunda parte.

Nota: 6'5

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada