5/9/09

Cubo de palomitas - Gamer


De los creadores de Crank, ha llegado a nuestras pantallas una cinta de acción que demuestra que el cine y el videojuego están más unidos de lo que uno pueda pensar, películas que parecen videojuegos y videojuegos que parecen películas.

En un futuro cercano, Ken Castle (Michael C. Hall) es un multimillonario que ha revolucionado el mundo de los videojuegos y las redes sociales. Empezó con Societies, en el cual los jugadores manejaban personas reales que cobraban por ser controladas por esos jugadores, usadas a forma de red social, al estilo Second Life. Más tarde llegó Slayers, un juego de acción en el que también se controlaban personas reales, pero éstas siendo presidiarios del corredor de la muerte apuntados voluntariamente, ya que aquel preso que sobreviva a treinta sesiones, es liberado. El que está más cerca de conseguirlo es Kable (Gerard Butler), con 27 victorias y la máxima puntuación, pero Kable tiene un plan para escapar del juego, ya que Castle tiene motivos de peso para que no salga libre.


En un principio, la historia os puede recordar (y a nosotros también, claro) a Death Race, y es que el desarrollo es bastante parecido, aunque a mi parecer esta tiene unos personajes más interesantes, y tiene algo más de estilo. Es importante saber que, si os gustó Crank a nivel de montaje y dirección (estilo videoclipero y frenético), es muy probable que esta os guste también, porque mantiene las mismas características. Aunque el guión no llegue a ser nada del otro mundo respecto a su trama principal, si que es acertada la presentación al inicio de la sociedad futura del film, de cómo se han sentado las bases y el comportamiento de la gente que consume y participa en esos juegos, que como crítica a la sociedad actual, llega a funcionar y da mucho juego a la película. Cuenta con escenas de acción, en algunos momentos, algo confusas, por esa manía de no tener la cámara quieta, pero tampoco llegan a abusar, además de contar con momentos de gore bastante vistosos, que aumentan la crudeza de lo que supone jugar a esos juegos.

En cuanto a los actores, Gerard Butler cumple perfectamente como héroe de acción, papel que creo que casa mucho más con él que de tío guay de comedia romántica, aquí se parte bastante el espinazo y da una interpretación que da suficiente. El mejor de la película es Michael C. Hall, que cumple con creces como villano, aunq SuLeRo crea que está desaprovechado (maldito fan de Dexter...), sale lo justo y lo hace bastante bien. Inesperadamente, la película cuenta con un reparto de secundarios bastante conocido: Kyra Sedwick (The Closer) como periodista ambiciosa, Alyson Lohman (Arrástrame al Infierno), Ludacris (este es raperillo), Aaron Yoo (Disturbia) John Leguizamo (La Tierra de los Muertos) y Milo Ventimiglia (Peter Petrelli en Héroes) Para acabar, la música de la película no es nada espléndida, pero casa bastante con el tono que tiene la película (salvo cuando suena al final I've got you under my skin en la pelea final). En pocas palabras, película muy entretenida y sin pretensiones que vale la pena ver.


Nota: 6

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada