2/12/10

Cubo de palomitas - Harry Potter y las Reliquias de la Muerte, Parte 1


Bueno artemaníacos, después de dos semanas pasando de vosotros, he decidido a volver comentando la última película que he podido ir a ver, el principio del fin, la primera mitad de la despedida definitiva (esperemos) de nuestro querido amigo Harry Potter.

Tras la muerte de Dumbledore, Harry (Daniel Radcliffe), Ron (Rupert Grint) y Hermione (Emma Watson) deciden abandonar la escuela para evitar poner en peligro a los demás alumnos. Mientras tanto, el número de Mortífagos va creciendo en proporción a los poderes de Voldemort (Ralph Fiennes), quien intenta descubrir la manera de derrotar a Harry de una vez por todas. El trío protagonista, decididos a acabar de una vez por todas, viajan por todo el país en busca de los demás Horrocruxes, elementos aparentemente cotidianos o inofensivos que en su interior esconden partes de la alma del Señor Oscuro.

En primer lugar, quiero dejar claro que esta película no sigue del todo la línea de las últimas adaptaciones dirigidas por David Yates, quien vuelve a repetir tras las cámaras. Mientras que las dos últimas pecaban de ser poco fieles a los libros y de no centrarse en las tramas verdaderamente importantes, aquí (por lo que me han contado, porque no he leído el último libro), nos encontramos ante un retrato más fiel de la fuente original, ya que cuentan con dos horas y veinte para contar 300 páginas de libro, y por lo visto en esas 300 páginas apenas ocurre nada. Lo mismo sucede también en la película, aunque no llega a hacerse pesado, centrándose totalmente en la relación entre los tres protagonistas, sobretodo la relación amorosa entre Hermione y Ron, quien siente celos de Harry, al creer que él y Hermione tienen algo. El arranque inicial de la película es sobresaliente, con una notable persecución de Harry huyendo de los Mortífagos junto a Hagrid en la moto voladora. Todo progresa a un ritmo adecuado hasta que los protagonistas se "apalancan" en el bosque, no tienen a donde ir, ya que deben destruir el Horrocruxe y no saben cómo. No es hasta los últimos cuarenta minutos de película hasta que el ritmo vuelve a alzar el vuelo y termina con un aparente final abierto para la segunda parte que deja con ganas de más.


En cuanto al reparto, el más destacable del trío es Rupert Grint, básicamente porque es el que tiene el personaje más atractivo de la película, el que tiene más dudas, el que lleva gran parte del peso cómico y el más impredecible. Aunque Daniel Radcliffe ha mejorado bastante desde las últimas partes, la que quizá se queda más estancada es Emma Watson, ya que ese levantamiento de cejas no se lo quita nadie. Helena Bonham-Carter está estupenda como Bellatrix Lestrange, consiguiendo dar bastante mal rollo, sobretodo cerca del final de la película, justo en su momento estelar.

Las dos cosas más destacables de la película, son la fotografía y la banda sonora, ambas mantienen el nivel que suelen tener desde la tercera parte, pero esta vez, cuentan con los escenarios más bellos y que dan más juego, además de apoyarse siempre en unas luces bastante más frías que dan el aire deprimente y tétrico que necesita la historia. Quizá lo que más chirría sea el uso de la cámara en mano, muchas veces innecesaria, sobretodo en momentos dramáticos en los que los personajes están más tensos, tensión que ya se transmite por el diálogo y las actuaciones, por cámara resulta excesivo. La música sigue como siempre, es totalmente de lujo, partiendo muy pocas veces del tema principal compuesto por John Williams, ahora tiene identidad propia y completa la atmósfera de la película.

De los efectos especiales tengo poco que decir, todos están a un muy buen nivel, sobretodo en lo que respecta a Dobby, quien tiene una expresividad y un carisma sin igual (con una escena realmente emotiva).

En resumen, una digna adaptación de la saga, sobretodo para aquellos que la hayan ido siguiendo (a mi me daban ataques de nostalgia constantes según iban saliendo elementos de los primeros libros), los que no, puede que la encuentren un tanto pesada. Aun así recomendable, y que sirve como aperitivo para algo realmente grande.


Nota: 7

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada