5/9/11

Cubo de palomitas - Cowboys & Aliens


Uno de los films más esperados del verano (por su planteamiento particular y su reparto), se ha estrenado finalmente en nuestro país, tras haber sido retrasada un par de semanas. Lo cierto es que el resultado final no ha sido el esperado, nos encontramos ante un correcto film de ciencia-ficción, que consigue juntarse con el western bastante bien, pero eso no llega a ser suficiente para crear un producto realmente disfrutable.

Jake Lonergan (Daniel Craig) es un bandido que se despierta en mitad del desierto, sin recordar quién es ni cómo ha llegado hasta ahí, y armado con un extraño artefacto en su muñeca izquierda. Tras conseguir llegar al pueblo de Absolución, esa misma noche los ciudadanos son atacados por unas extrañas naves alienígenas que se llevan a un gran número de la población. Entonces, Jake se unirá a Woodrow Dolarhyde (Harrison Ford) y demás valientes, para rescatar a los rehenes y descubrir qué está ocurriendo.

El principal problema de esta película, es que no consigue explotar todos los elementos que podía tener a su favor, como son algunos de sus personajes, las secuencias de acción, etc. En primer lugar, hay demasiados personajes a lo largo de toda la película, el film se hace demasiado coral. Porque aparte de Jake y Woodrow, los cuales tienen sus propias historias (Jake quiere descubrir qué pasó y Woodrow debe recuperar a su hijo), también están otros personajes como el criado indio de Woodrow, el cual siempre se ha sentido como un hijo adoptivo suyo; Doc (Sam Rockwell), el dueño del bar del pueblo, quien intenta rescatar a su mujer, el predicador (Clancy Brown); Ella Swanson (Olivia Wilde), la chica de la película, que oculta muchas cosas que sabe sobre los alienígenas; y Emmet (Noah Ringer), el nieto del sheriff del pueblo. Si se hubiesen eliminado algunos de los personajes, que realmente no aportan demasiado a la trama, como Doc o Emmet, y se hubieran reconducido sus tramas para que fueran más atractivas (o hacer el romance de Jake y Ella menos forzado), la trama hubiera sido más interesante en los momentos en que los protas no se enfrentan a los aliens.


En segundo lugar, aunque la primera media hora de la película es bastante interesante (sobretodo si no sabes exactamente de qué va la película), aprovechando bien el elemento western, lo cierto es que va perdiendo fuelle según avanza la película, en parte porque las secuencias de acción, aunque son espectaculares, no llegan a ser realmente evocadoras, no te dejan con la boca abierta como podrían hacerlo (por la falta de drama y de imaginación en ciertos momentos); les faltaba arriesgarse más, sobretodo en la batalla final, donde indios y vaqueros se juntan para acabar con los alienígenas a tiro limpio a plena luz del día, y podrían haber aprovechado para usar las armas de los aliens caídos, haciendo la escena mucho más espectacular y pasada de vueltas.

Lo más acertado de todo es el aspecto visual, sobretodo la fotografía, aunque la escenografía ayuda especialmente. Daniel Craig cumple de sobras como protagonista del film, pero podría haber estado más aprovechado, haber sido más badass, ya que lo es en ciertos momentos de la peli, y mola bastante, pero podrían haberse aprovechado más. La banda sonora podría haber hecho que la falta de chicha en esas escenas se hubiera disimulado más, pero lo cierto es que más que acompañar, no hace gran cosa.

En defintiva, una correcta película que entretiene, pero que no aporta mucho más.

Nota: 6

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada