17/5/11

Cubo de palomitas - Thor


Después de varios días con el blog abandonado, he vuelto para comentar uno de los pelotazos pre-veraniegos, Thor, una película que antes de su estreno no me daba un buen presentimiento, y la verdad es que así ha sido. Thor no es una gran película de superhéroes, en realidad es floja, aunque como simple entretenimiento palomitero cumple bien (se me pasó volando).

Thor (Chris Hemsworth) es hijo de Odín (Anthony Hopkins) rey de Asgard, una civilización más avanzada que la nuestra que lleva siglos en guerra con Jottunheim, lugar habitado por los llamados Gigantes de Hielo. Cuando parece que Odín ha conseguido mantener una tregua con ese pueblo, un grupo de Gigantes de Hielo se infiltra en palacio. Thor, impulsivo e irresponsable, decide atacar Jottunheim por su cuenta, cosa que enfurece a su padre. Es entonces cuando Odín decide desterrar a Thor y enviarlo a Midgard (la Tierra), para darle una lección de humanidad, de forma que sólo podrá recuperar su fuente de poder, el martillo Mjolnir.

Podríamos decir que esta película se divide en dos partes: Asgard y La Tierra. La primera de ellas es la más interesante de ambas y donde más se aprecia la mano del director, Kenneth Branagh (Hamlet), ferviente admirador de los escritos shakespearianos: el hijo vanidoso y colérico que desobedece a su padre y es desterrado para aprender la lección, mientras que el hermano menor que no se siente querido intenta hacerse con el trono y acabar con su hermano, no por su propio beneficio, sino para hacer creer a su padre que él lo ha salvado y así poder sentirse querido. Es por ello que Loki, interpretado por Tom Hiddelston, es lo mejor de la película. Es un villano con profundidad e interesante y el que tiene los momentos más dramáticos (hacía tiempo que una película de superhéroes tenía un villano a la altura); es por ello que considero que Loki es un elemento del film que sobretodo los seguidores de los comics valorarán positivamente, porque aunque no sea idéntico al personaje de los comics (su origen es distinto), sus motivaciones y su comportamiento son idénticos y empatizar con él resulta bastante sencillo. ¿Quiere decir eso que Thor es un protagonista de chichinabo? Pues no, Chris Hemsworth desprende el carisma necesario para darle suficiente presencia a su personaje, aunque cueste identificarse con él, sobretodo al inicio de la película (debido a su soberbia), poco a poco va cayendo en gracia.


Como ya he dicho, la parte de la trama ambientada en La Tierra es realmente floja, principalmente por el exceso de chistes malos, que llegan a causar bastante vergüenza ajena (a excepción de algunos como la taza de café y el gag de la tienda de animales). Además de que el personaje de Kat Dennings, quien encarga a la amiga graciosilla de la chica del film, no hace ni puñetera gracia y quitarlo del guión no habría sido difícil. Aunque Natalie Portman funciona como siempre en pantalla, su papel no es gran cosa, y la relación de amor entre Thor y ella no llega a estar suficientemente trabajada, justo cuando ésta llega a ponerse interesante en una tierna escena en la que Thor le explica cómo está estructurada la galaxia y dónde se encuentra su mundo, ésta se despacha rápido y nos quedamos con ganas de saber más. Anthony Hopkins también con el piloto automático, pero su papel llega a ser más interesante que el de Portman, y siempre resulta convincente. Rene Russo no sé qué hace en esta película, todo un desperdicio.

Algo muy a destacar es el soberbio diseño de producción del film, que puede gustar más o menos por su exceso y ostentosidad, pero hay que otorgarle mucho mérito al enorme esfuerzo dado y lo bien que lucen los decorados y los escenarios digitales, bastante bien integrados. Fallan un poco las secuencias de acción, ya que están montadas con excesiva rapidez y apenas llegas a intuir la coreografía, a excepción de algunos planos contados por aquí y por allá que resultan bastante espectaculares, aunque Branagh llega a abusar de los planos inclinados de forma insana, llegando a resultar bastante molestos. La banda sonora resulta más que digna, y no es una mala idea escucharla aparte para deleitarse con una buena sesión de épica.

En resumen, una película en parte fallida, y en parte recomendable, interesante tenerla en cuenta si no hay demasiadas pretensiones, sois de risa fácil y os apetece ver cómo el villano principal se come al protagonista en todas sus escenas.

Puede parecer un moñas pero es el puto amo.

Nota: 5

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada