14/5/09

Sesión doble - Definitivamente, quizás y Hamlet 2

Volvemos de nuevo con nuestro programa doble, debido principalmente a que estos días sólo puedo publicar yo, y me estoy pasando toda la semana viendo películas (nada especialmente destacable), así que es bastante problable que estos días vaya puntuando de dos en dos, para cansaros menos.

Definitivamente, quizás

Will (Ryan Reynolds) es un publicista que odia su trabajo, y el único momento del día que realmente disfruta es el que pasa con su hija Maya (Abigail Breslin), ya que su mujer le ha enviado recientemente los papeles del divorcio. El fin de semana que pasa con Maya ella le pide que le cuente cómo conoció a su madre, pero Will, para hacerlo más interesante, le cuenta cómo se enamoró de tres mujeres diferentes: Emily (Elizabeth Banks), April (Isla Fisher) y Summer (Rachel Weisz); teniendo Maya que adivinar cuál de las tres es su madre.

En definitiva, una comedia romántica al uso a grandes rasgos, aunque tiene un cierto punto de frescura, ya que nosotros también debemos adivinar cual de las tres es finalmente la madre de Maya, aunque esto no es suficiente para mantener el interés. Por lo general todos cumplen con el papel asignado, en especial un actor que no esperaba para nada encontrar en esta película, Kevin Kline (In & Out), un tío que me cae bastante bien y que aquí tiene un papel bastante interesante. La banda sonora, por otra parte, nada destacable, al igual que la dirección, demasiado discreta. Podría ser una película de género a tener en cuenta si no fuera porque tiene falta de ese "algo" que la distinga de las demás.

Nota: 4

Hamlet 2

Dana Marschz (Steve Coogan) es un actor frustrado, impotente e incapaz de pagar la mitad del alquiler de la casa que comparte con su esposa Brie (Catherine Keener). Se gana la vida como profesor de teatro en un instituto, dirigiendo siempre adaptaciones de películas pasándolas al teatro. Hasta que al curso siguiente se apuntan muchos más alumnos que de costumbre, pero a pesar de ello su asignatura corre peligro de ser cancelada, ya que al instituto no le resulta beneficiosa económicamente. Es entonces cuando Dana decide escribir una obra que le ayude a no perder su trabajo, Hamlet 2, en la cual Hamlet utiliza una máquina del tiempo para salvar a todos sus seres queridos, como ocurría en la obra original.

Me he llevado alguna que otra sorpresa positiva con esta película, que vi sin ningún interés especial, ya que aparte de ser una comedia independiente bastante entretenida, tiene algunos puntazos bastante buenos, sobretodo en la media hora final, en la que nos muestran parte de la representación de la obra en cuestión (además siendo un musical), donde podemos ver una parodia de West Side Story fusionada con Jesucristo Superstar; y también un cameo bastante interesante, el de Elizabeth Shue (Karate Kid) haciendo de sí misma. Así que por lo general es una comedia con la que, aunque no te llegas a partir de la risa, tiene buenas ideas y se vuelve bastante amena.

Nota: 6

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada