1/5/10

Comic Review - Kick-Ass


Aprovechando el próximo estreno de la adaptación del mismo nombre, Panini ha editado, por fin, este comic al castellano.

Escrito por Mark Millar (Wanted), cuenta la historia de un chico llamado Dave, un adolescente freak amante de los comics de superhéroes. Todo transcurre de la forma habitual hasta que Dave se pregunta por qué nadie, a pesar de no tener poderes, no se ha atrevido a ser un superhéroe. Un par de noches más tarde, Dave se enfunda un traje modificado por él mismo y sale a patrullar las calles, pero en su primer día recibe una paliza que casi acaba con él. A pesar de ello, Dave no puede evitar vestirse con sus mallas y salir a la calle. Con el tiempo sus actos como justiciero se popularizan, crean modas, y sacan a la luz la existencia de otros justicieros, como Red Mist, Big Daddy o Hit Girl.

Si hay algo que hace destacar a este comic es su alto nivel de crudeza, al igual que la manera en la que se desarrollan los acontecimientos, ya que, si hay algo que caracteriza a su protagonista, es que comete más errores que aciertos, no para de recibir palos, pero aun así sigue adelante, aunque es consciente de que eso puede llevarlo a su autodestrucción. Es por ello que su protagonista, Dave, se vuelve fácilmente identificable y en ocasiones, realmente divertido. La lista de secundarios con la que se cruza en el comic también es digna de mención, cuando Big Daddy y Hit Girl aparecen, se convierten en las estrellas de la función, sobretodo Hit Girl, una chavala de 11 años malhablada, que no siente ningún tipo de rechazo hacia la sangre y matar a sus rivales, un personaje digno de recordar. Desgraciadamente, el villano principal de la función, Frank D'Amico, no luce tanto como podría hacerlo un villano de un superhéroe tradicional, aun así es bastante despiadado y no rompe el conjunto de la historia.


El dibujo, de John Romita Jr. (Spider-man) ayuda a que el comic brille visualmente, tanto por el uso de colores, como por la dinámica de sus imágenes y esas ilustraciones a toda página, que siempre lucen bien. Aquí se opta por un uso del color bastante variado, plástico, que le dan un toque muy clásico a la imagen, con viñetas en los momentos de lucha que realmente llegan a doler y que salpican de sangre todo el comic.

En definitiva, un comic sobresaliente que vale la pena poseer, para releerlo con asiduidad, en una edición bastante cuidada de tapa dura que luce realmente bien. Próximamente podremos hacernos con el segundo volumen.

Nota: 9

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada