21/1/10

Cubo de palomitas - Sherlock Holmes


Después de la captura de su gran enemigo Lord Blackwood ( Mark Strong), Sherlock Holmes (Robert Downey Jr.) junto con su inseparable amigo Watson (Jude Law) pasan unos cuantos meses de sequía sin ningún caso, lo que empieza a desesperar a Holmes, pero pronto se acabara cuando misteriosamente Blackwood regrese de entre los muertos, con el objetivo de crear el caos sobre Londres y mediante el miedo dominarlo.



Guy Ritchie nos trae una nueva adaptación de Sherlock Holmes, más oscura y menos clásica pero ¿está a la altura? Pues si, pero como diría Dexter “Vayamos por partes”, antes aviso de que no he leído ninguna de las obras de Conan Doyle pero si he visto un par de adaptaciones de este personaje, que supongo ninguna de ellas se parecía a las novelas, por eso esta la analizare como película y no como adaptación. Principalmente logra un objetivo, entretener al espectador, consiguiendo mantenerlo en su asiento durante toda la proyección, con una historia que engancha de principio a fin gracias a un buen guión aunque algo tópico (cosa que ya explicare mas adelante), unos diálogos mordaces y divertidos y en general una buena narración. En lo que se refiere a los personajes tenemos a un Sherlock algo clásico, es decir, graciosillo, ocurrente, soberbio y con mucha suerte, pero de alguna forma se le perdona por que se adapta muy bien al personaje y consigue lograr que el espectador se encariñe enseguida con él. El resto de personajes quedan un poco ensombrecidos por el prota, incluso Watson al que en esta adaptación se le intenta darle mayor protagonismo, apenas lo consigue y la chica, que pese al intento del director de no ser la típica tía sexy y florero, acaba siéndolo, por ultimo el malo de turno que si Sherlock es algo cliché este lo es aun mas con lo típico de “Soy malo y quiero dominar el mundo.” aunque la interpretación de Mark Strong es bastante notable. Otro punto muy positivo es la ambientación londinense, que aquí es donde se nota que se ha ido toda la pasta, con un Londres a comienzos de la revolución industrial, bastante creíble, lleno de detalles como el puente sobre el Tamesis en plena construcción o los trajes de época que ayuda aun más a que el espectador se meta dentro de la película


Pasando a lo negativo, vemos algunas escenas que resultan excesivamente tópicas y que no ayudan para nada, véase la típica escena en la que el malo esta en peligro de muerte y Sherlock en lugar de a) matarlo b) ayudarlo, se dedica a contarle como a descubierto todo su maquiavelico plan, también tenemos la ya muy vista escena de “Bomba parada al último segundo.” y numerosas “flipadas” del protagonista en la que se salva por los pelos. Pese a todo sigue siendo una película a destacar en la cartelera y para este enero tan escasos de estrenos notables y muchos exámenes, no viene mal para pasar un buen rato.


Nota: 8

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada