12/5/09

Cubo de palomitas - The man from Earth

Esta película es una de esas obras, que si no contara con las nuevas formas de distribución online de estos días, sería difícil de encontrar, y por supuesto, no la conocería casi nadie. Pero este no es el caso, ya que es una de las cintas de culto más elogiadas de los últimos años, debido básicamente a su sólido guión y a su poco trillada propuesta.

Un profesor de universidad, John Oldman (David Lee Smith), decide mudarse tras trabajar y vivir allí desde hace diez años, así que reúne a todos sus amigos y compañeros de trabajo para contarles un secreto; es un hombre de cro-magnon de 14.000 años de edad. Al principio sus amigos, obviamente, no pueden creérselo, así que John está dispuesto a contestar todas las preguntas que le planteen, cosa que convencerá más a unos que a otros, lo que generará discrepancias entre el grupo.


Se podría decir que la principal virtud que posee esta película es el inconveniente de ser una producción realmente modesta para ser un film de ciencia-ficción. Sólo costó 20.000 dólares, por eso toda la acción se desarrolla dentro de la casa del protagonista, obligándonos a prestar atención a lo que allí sucede, y con el tiempo, haciendo que nos sintamos como un invitado más a la casa de John. Es por eso que la labor de los actores se convierte en un factor primordial, recayendo la atención en ellos, en sus preguntas y en sus reacciones a lo que está contando John. Aunque se cae un poco en el tópico de que un hombre inmortal se haya relacionado con grandes personalidades históricas (en este caso Buda, Colón y Van Gogh entre otros), es bastante interesante en las posibilidades de por qué John ha conseguido vivir tantos miles de años, a pesar de haber cogido algunas de las epidemias más importantes de la historia (fiebre amarilla, peste bubónica, etc.), aportando diferentes teorías al respecto y la opinión de los demás compañeros. Por supuesto la religión tiene cabida en la historia, arrojando algo de polémica al asunto en cuestión.


También uno de los personajes procede al psicoanálisis del propio protagonista, para saber si está contando la verdad o si está realmente loco, aunque eso se confirmará al final de la película de una forma ligeramente efectista, aunque de todas maneras, funciona. De todas maneras me parece un acierto que al final de la película no se acabe de saber exactamente por qué John es inmortal, obligando al espectador a pensar por qué, que tampoco tienen que dárnoslo todo masticado. Así que en definitiva se convierte en una muy buena película, disponible a reflexiones y bastante recomendable.

Nota: 8

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada