31/7/09

Cubo de palomitas - Up


Sabíamos que este día llegaría. Pixar ha vuelto a superarse. Si ya con Wall-E aumentaron considerablemente su listón, ahora con Up, ha llegado a límites insospechados. Y eso nos encanta.

Carl Fredricksen (Edward Asner) es un jubilado vendedor de globos que, tras la muerte de su esposa tras haber llevado toda una vida juntos, se encuentra recluído en su casa. Además de eso una empresa inmobiliaria quiere comprar su casa para construir un rascacielos, algo que Carl no piensa permitir, ya que esa casa es lo único que queda de su mujer. Un día Carl toma una decisión, realizar el sueño de su mujer viajando a Sudamérica para luego vivir en las Cataratas Paraíso, y para viajar hasta allí lo hará de una manera muy poco convencional, gracias a miles de globos atados a su casa y en compañía del pequeño boy scout Russell (Jordan Nagai).

La verdad es que cuesta empezar por algún aspecto en concreto de esta película, pero lo que sí queda claro es que el planteamiento de este film es de los más curiosos que ha hecho Pixar, no quizá por su espectacularidad, sino porque mezcla un drama cotidiano con el más puro cine de aventuras. Aquí quizás se nos muestre el mejor protagonista que podrían tener, un anciano de más de 70 años y ex-vendedor de globos, grunón como el solo pero todavía enamorado; esto no es típico del cine de animación, y yo que me alegro. Por otra parte, el personaje de Russell es el típico secundario gracioso que al principio de la película no para de tocarnos las narices, pero hay determinados momentos de la película en los que nos llegará a caer mejor, pero el personaje está pensado para que sea así, cansino. Y luego ya el personaje de Doug, el perro parlante, que es el puto amo, solo eso.

"¡Te acabo de conocer, y ya te quiero!"

Más cosas, en cuanto al desarrollo de la película, me alegra decir que no decae en ningún momento, sin hacerse pesada, disfrutando con momentos ya sean dramáticos o cómicos, aunque en algunos casos, sobretodo al final, se haga un tanto predecible, se le acaba perdonando porque si te sumerges en la historia, acabas agradeciendo esa resolución. Aquí también se ha seguido el ejemplo del inicio de Wall-E, aunque no durante tanto tiempo, ya que hay unos minutos de la película en los que no hay diálogos, en los que vemos a Carl y a su esposa Ellie pasando la vida juntos, un momento precioso. Y ya para acabar, mencionar la gran banda sonora de Michael Giacchino, con un gran tema principal y unos compases que armonizan la película y le dan un toque incluso más íntimo.

En conclusión, Pixar es la hostia y Up es la prueba de ello.

Nota: 10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada