12/1/10

Cubo de palomitas - Triangle


Jess (Melissa George) es una madre soltera que un día sale tranquilamente con unos amigos a navegar, cuando de repente estalla una fuerte tormenta que destroza por completo el barco de su amigo Greg (Michael Dorman). Por suerte para ellos un extraño barco da con ellos y suben a él, aunque por lo que parece no hay nadie dentro, entonces Jess empezará a ver cosas extrañas en el barco, lugares que le resultan familiares, ruidos sospechosos, y presencias ocultas.

Tal como he escrito el argumento (tampoco quiero exponer demasiado), este es un auténtico thriller que se apoya en los viajes y bucles temporales. Las que la conozcan quizás les suene porque el trailer hace que sea sospechosamente parecida a Los Cronocrímenes de Nacho Vigalondo, éstas sólo se asemejan en su temática, los bucles temporales, y cómo los protagonistas intentan salir de ellos. En este caso, cabe destacar, y mucho, el gran trabajo de guión que se ha realizado, aunque el reparto de personajes no sea especialmente redondo, la protagonista sí que está bien desarrollada, ver cómo se va sumergiendo en una espiral de locura y desesperación de una forma bastante efectiva. Por otra parte, el desarrollo de la historia al principio, como era de esperar, es inevitablemente confuso, pero las piezas se van encajando poco a poco a lo largo del film, y mientras la protagonista va descubriendo qué está pasando, nosotros lo descubrimos con ella, incluyendo ciertos giros de guión bien realizados que sorprenden y no desconciertan. Es por ello que vale la pena felicitar la estupenda labor realizada por Christopher Smith (Desmembrados), director y guionista de la cinta.


En cuanto a la dirección, el ritmo de la cinta va en progresión continua, al principio presentándose de forma tranquila y creando cierta atmósfera de tensión poco a poco, sobretodo en la escena de la tormenta. A destacar la buena realización de las escenas de acción, que aunque no son muy abundantes, si que son bastante violentas y creíbles, y sin falta de hemoglobina que le dan más crudeza a la historia. Aunque hay un problemilla con los últimos veinte minutos de película, ya que desde ese momento casi se da a entender que la historia ha acabado, aunque no es así, y es fácil bajar la guardia.

En cuanto al reparto, Melissa George está realmente bien asumiendo el rol protagonista, y aunque en ciertos momentos nos desconcierte su comportamiento y parezca poco creíble, a lo largo del film es algo que se va comprendiendo a lo largo de la historia, aunque en ciertos momentos su personaje hace determinadas cosas que casi la convierten en heroína de acción y cuesta creer. En cuanto al reparto secundario, están todos a un buen nivel, sobretodo Michael Dorman (Daybreakers) y Rachael Carpani (CSI: Las Vegas) están especialmente bien, aunque el que más se queda atrás de todo el reparto es Henry Nixon (The Pacific), algo sobreactuado en muchas escenas.

Finalmente, mencionar su buen apartado de efectos especiales, aunque a menor nivel los digitales (el barco no cuela demasiado bien) pero por lo general no están a un mal nivel. En cuando a su banda sonora, ésta no tiene un papel especialmente presente a lo largo de la cinta, pero va bastante acorde con el género.



En definitiva, una buena película, de las de reflexionar sobre lo que se ha visto y darle algunas vueltas sin llegar a hacerse pesada y queriendo saber más según va avanzando, aunque quede algún que otro cabo suelto (la procedencia del barco, por ejemplo).

Nota: 7'5

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada